Futbol y edad

Blog personal

Noticias a proposito del Futbol y de la edad en el deporte

La deshidratación en el ejercicio físico

Escrito por princesitadeanaymia 20-06-2017 en edad. Comentarios (0)

Se puede optar por comer una comida o un snack antes del ejercicio para proporcionar el volumen suficiente de líquido a fin de mantener la hidratación y un contenido bajo de grasa para hacer más fácil el vaciamiento gástrico y reducir la sobrecarga gastrointestinal como también es importante tener un alto contenido de hidratos de carbono que mantenga los niveles de glucosa en sangre con cantidades moderadas de proteínas.

 Cuando el ejercicio físico es prolongado, es decir aquel que dura más de una hora, es importante reemplazar la pérdida de líquido y brindar hidratos de carbono a fin de mantener la glucemia, sobre todo para las pruebas de resistencia de más de una hora.

Se ha estudiado que cuando los hidratos de carbono se encuentran en proporción y relación con la fructosa se emplea entre 80 y 100 gramos por hora de esta mezcla para un mejor rendimiento. Esta ingesta es absolutamente personal por lo cual debería ser probada antes de la competencia del mismo modo que la pérdida de líquido a través del sudor se mide de forma individual, ya que por ejemplo una mujer que es gimnasta con un peso corporal de 45 kilos no perderá lo mismo que un corredor o un luchador de 100 kilos, por lo cual la indicación de cierta cantidad de líquidos no es común a todos por igual sino que varía según el peso y la pérdida de líquidos o deshidratación.


Nils Liedholm, la Grenoli

Escrito por princesitadeanaymia 20-06-2017 en historia. Comentarios (0)

La Grenoli marcaba muchos goles.... en Italia, en el Milán de los 50. Nordhal fue el máximo goleador del calcio 5 veces (50, 51, 53, 54, 55). Una hazaña entre otras : detiene el record de goles en una temporada (35) y la mejor media del calcio, casi 0,82, delante de Piola. En la Italia de los 50, los goles se cantaban en Sueco.

Como muchos, el No de la Grenoli había huido el fútbol amateur sueco, atraído por el profesionalismo que le permitía vivir sólo de su pasión, el juego de fútbol, el gol y el ataque. Gunnar Nordhal benefició en el Milán de la presencia a su lado de dos grandísimos interiores, cuando el Milán aún jugaba con 5 atacantes: Gunnar Gren y Nils Liedholm, suecos también. Así nació la Grenoli que estableció entonces esos records ofensivos inéditos en Italia.

En la temporada 49/50, el Milán marcó 118 goles en 38 partidos, más de 3 por partido. Cifras comparables al gran Torino de Valentino Mazzola, en los 40. Unos años antes de la llegada de Helenio Herrera al Internazionale, en los 60, aún se gozaba de goles, de muchos goles en Italia... En Italia gustan los goles también. Este año, además de los 35 de Nordhal, los interiores Gren y Liedholm firmaron 18 cada uno y los extremos Burini y Candiani, 8 cada uno. Y muy pocos de faltas y penaltis. Colmo del señorío, el Milan no tuvo ningún jugador expulsado en esta temporada magnífica. Sin embargo con tal record ofensivo terminó en el segundo puesto detrás de una Juventus más realista. Pero al año siguiente y con cifras goleadoras similares (108 goles y 34 para Nordhal) ya llegaba el primer título del Milán desde 1907....

Estaba lanzado el mejor Milán de la historia, este Milán sueco donde llegó en 1956, el crack uruguayo Pepe Schiaffino. Milán ganó 4 scudetti (51, 55, 57, 59) y dos Copas latinas (51, 56), madre de la Copa de Europa. Sólo el Milán de los 90 y de los Maldini, Gullit, Rijkaard y Van Basten es comparable con este soberbio Milán 50 en cuanto a resultados. Pero en cuanto al juego y espectáculo, no, el promedio de goles de antaño era casi dos veces superior... En los 50 había 5 atacantes y en los 90, ya sólo uno o dos. Cuando el juego de fútbol pasó de marcar más a encajar menos.

Era tan buena la Grenoli del Milán 50, que dos de ellos, los profesionales y ya veteranos Nils Liedholm y Gunnar Gren integraron la selección sueca, donde sólo podían jugar aficionados, y perdió la mejor final de un mundial, en 1958, contra el Brasil de Pelé, Zito, Didi y Garrincha. Y fueron los mejores suecos de esta final a sus 36 y 38 años.

Nils Liedholm falleció el 5 de noviembre 2007 a los 85 años. Tras su gloriosa carrera de futbolista entrenó con éxito el Milán y la Roma. Era también un ejemplo de fair play, nunca fue advertido por un árbitro. Sabía defender sin hacer faltas y como técnico intentaba convencer a sus jugadores que era posible de defender sin hacer falta: Entrenándose... Decía que la falta no servía porque así no se recuperaba la pelota y además era una demostración de flaqueza. ¡Un discurso obsoleto ¡Un mal ejemplo! ¡Un feismo e insulto para los principios del fútbol moderno!